Reply to comment

"Nunca Mas" en el Cono Sur

En mi curso de la Facultad de Humanidades que se llama “Democracia y Dictadura,” aprendimos la historia política-económica-social de la Argentina, Uruguay, Chile y Brasil. Todos estos paises experimentaron una época de dictadura brutal implementada por las Fuerzas Armadas (FFAA) mediante maneras inconcebibles de secuestro, tortura, y desaparición. Es un tema muy duro y pesado que es muy dificil de hablar especialmente para los víctimas y para los familiares de ellos. Sin embargo, durante la transición hacia la democracia en la década del 80 luego de años bajo la dictadura militar, los gobiernos democráticos de estos paises establecieron Comisiones para escribir informes que son titulados, Nunca Mas. En el informe argentino de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) que estoy leyendo ahora, se recopilan los cuentos de mucha gente, se describen los Centros Clandestinos de Detención, las medidas de tortura, el personal, y las condiciones de ellos, se enumeran listas y tablas para presentar a los secuestrados, a los víctimas y a los desaparecidos. El propósito de este informe no es para juzgar, pero para revelar lo que aconteció. Al leer este informe, surgen emociones fuertes de angustia, de ira, de repugnancia, y de incredulidad sobre las formas represivas de las FFAA.

Aunque el informe enfatiza más los testimonios de los víctimas, es importante caracterizar a las FFAA. Con la tensión creciente entre ideologías distintas durante la Guerra Fría, los Estados Unidos y las FFAA de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay y Bolivia actuaron como paramilitares para suprimir cualquier amenaza a la orden social que incluyeron no solo los izquierdistas sino también todos los opositores de las FFAA—titulándose Operación Condor. Bajo esta operación, los Ejércitos implementaron represión clandestina, selectiva, y centralizada con tecnología muy avanzada y maneras de tortura física y mental contra personas que amenazaron la “seguridad nacional.” A partir de dos años con la presidencia autotalitaria de Isabelita en la Argentina en que permitía a las FFAA empezar a suprimir la oposición, el golpe de estado argentino por el Ejército no podía ser evitado. Tuvo lugar el 29 de marzo de 1976 e inmediantamente después la represión aumentó sin vacilar.

En la Argentina existieron al menos 340 Centros Clandestinos de Detención (CCD) donde los secuestrados fueron detenidos, torturados y matados. Los secuestrados incluyeron no solo a los actores de la izquierda política, sino también a los estudiantes del movimiento estudiantil, a los familiares y amigos de ellos (no excluyendo a las mujeres ni a los niños), a algunos que por casualidad tenían el mismo apellido de ellos, y a sacerdotes y profesionales sin visible expresión política pero con trabajo afiliado con los sospechosos. En los CCD los militares desplegaron las torturas mediante muchos métodos como picanas eléctricas repetidas, abuso físico y mental con insultos antisemiticos de sentido nazista, carencia de comida, agua y comunicación, y trucos dentro los centros. Estos son pocos ejemplos, pero no querría explicar más de esto porque lo poco que escribrí ya es suficiente para entender la base del dolor y del temor que produjo la más grande tragedia de la historia argentina.

Reply

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
9 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer