El beso argentino

El beso argentino es ubicuo. Este acto de besar es el proceso cuando la mejilla de uno pegada a la mejilla de otro y sale un sonido de labios fruncidos. La costumbre de besar es una costumbre autóctona y es una referencia directa al saludo argentino más famoso. Me parece instalada la costumbre de besar al saludar y despedir. Los besos son, por cierto, contactos muy agradables con amigos y familiares, la gente que uno quiere. Pero las líneas se borrosa cuando se reúne gente desconocida.
El beso es una forma de acercamiento que compromete asuntos tan privados como el aliento del otro, el olor de su ropa, la piel de sus labios, y muchas veces el pelo largo de algunas mujeres. Es un acto bastante íntimo y seguramente más íntimo que el acto de saludar con las manos.
Como una extranjera viviendo en Buenos Aires, Argentina por un semestre, yo había que aprender las costumbres locales y adaptarme a ellas, incluyendo el beso argentino. Como una estadounidense, no estaba acostumbrada a dar besos a todos. En los Estados Unidos se da la mano como un saludo, y nada más. Darse la mano mantiene a la otra persona literalmente a un brazo de distancia. O, lo ocurre más frecuencia, es que la gente se saluda con un guiño de la cabeza. En este sentido, me parece que la gente de Argentina es más abierta y más amable con su manera. Los ciudadanos de los Estados Unidos tienden a guardar sus sentimientos a sí mismos y eso muestra con sus acciones cotidianas. Buenos Aires parece como una ciudad europea y el beso argentino cae bien con este ámbito. En Europa la gente se da un beso a todos a lo menos en una mejilla, más a menudo que no a las dos mejillas. Antes de llegar, las únicas personas que yo les había dado besos eran mis novios. Cuando saludo a mis padres, mis abuelos o mis amigos les doy un abrazo, nunca un beso. Pero no tengo nada contra los besos. Al contrario, me gustan.
Pero hay mucho beso en Buenos Aires, y a veces no sé si yo entiendo bien. Uno besa a casi todo el mundo cuando saluda y cuando se despide. “¿A quién debo besar?”, le pregunté a mis padres anfitriones durante mi primer mes. “¡A todo!”, ellos me respondieron. No sabía qué pensar, pero después de algunas semanas, me parecía que era la verdad.
Cada vez que iba al gimnasio, los maestros de las clases besan a todos los que las asisten. También, lo más raro era cuando un hombre besa a un mina cuando ella estaba usando una máquina de levantamiento de pesas. Cuando una persona llega a su trabajo, se besa a todos los compañeros de trabajo. Los alumnos de una clase en cada facultad se besan cuando llegan a la clase y cuando se despiden. Los nenes siempre besan a sus parientes y adultos, empezando la práctica a una edad bastante temprana.
Hay dos tipos del beso argentino que se usan los argentinos: el beso saludo y el beso del amor. El beso saludo, o beso amistoso, ocurre entre mujeres y mujeres, mujeres y hombres, y también hombres y hombres. El beso amistoso entre hombres me parece genial, pero sé que nunca ocurre entre hombres en los Estados Unidos, porque sería verse como un acto homosexual. Pero acá en Buenos Aires los familiares y los amigos muy cercanos siempre lo hacen. Creo que no ocurre en los Estados Unidos porque todavía queda un país con una sociedad bastante machista y a veces homofóbica. Los besos entre hombres se dan de una manera muy masculina y muy argentina. Cuando dos amigos se encuentran en la calle se dan un beso discreto en la mejilla y un fuerte golpe en el brazo, acompañado con: “¿Qué tal, che? ¿Cómo andas?”. Todavía se puede saludar de mano, pero eso puede ser visto como una señal que uno quiere mantener la distancia.
En Buenos Aires se besa a colegas hombres y mujeres cuando llega al trabajo y cuando se va. He besado a la señora que limpia mi cuarto, a los directores de mi programa de intercambio, y a mi guía de turismo cuando fui a Salta y Jujuy. Pero yo había aprendido que no debo besar “a todo” como me dijeron mis padres anfitriones. Por ejemplo, no he besado a los que recogen la basura ni a mi médico, ni a los trabajadores en las boleterías.
Sin embargo, yo he reconocido que todos besan a los niños, con entusiasmo y con frecuencia. Los chicos que viven en mi casa acá están acostumbrados a ofrecer la mejilla a todos los adultos que les visiten. Pero cuando mi mamá llegó, Juan, el hijo de diez años, se quedó con el cuello extendido a frente de mi mamá. Ella no se dio cuenta por un momentito que él estaba haciendo. “¡Oh! Esperabas un beso”, le dijo. Más tarde, mi mamá me dijo que ella no sabía si ella iba a abrazar a Juan o no porque en los Estados Unidos la mayoría de los chicos de esa edad no están cómodos recibiendo abrazos. Normalmente los chicos estadounidenses simplemente dicen “Hola” cuando se reúnen con un adulto por la primera vez.
Yo tuve problemas de besos, también. Después de aprender las reglas de besar en Buenos Aires, los estudiantes intercambios, como yo, no sabían si debían besarse entre ellos. En los Estados Unidos nunca damos besos a nuestros compañeros, pero ahora estamos en Buenos Aires y acá es la costumbre. Algunas veces yo fui capturada en un baile de inseguridad con un compañero. “¿Debo darle un beso? ¿O no?”. Yo decido que me gusta mucho dar besos a todos. Es una conexión más amistosa.
Pero existe otro tipo de beso argentino; lo de amor. Este beso ocurre entre una pareja en cualquier lugar. Y cuando digo “cualquier lugar”, no estoy bromeando. Hay parejas besando por las esquinas de las calles, los rincones de los clubs y boliches, los bancos en el parque, en el subte y en los restaurantes. Me parece que besarse en público es normal para los argentinos, y ellos lo hacen sin vergüenza. Hay un estigma en los Estados Unidos sobre el acto de besar en público. La mayoría de la gente piensa que actos sexuales, incluyendo el beso, no se deben estar realizados en público. Los estadounidenses creen que los actos sexuales son para el dormitorio entre los maridos. Me gustan mucho las personas de Buenos Aires porque ellos son libres pensadores de la mentalidad y están abiertos a muchas maneras de la vida.
Cuando yo volví a los Estados Unidos la semana pasada, yo pasé por la casa de mi amiga. Sus tías acabaron de llegar de Minnesota y su madre me presentó a ellas. Sin darse cuenta de lo que yo estaba haciendo, inclinó hacia cada una y les di un beso argentino. Después de un rato, el padre de mi amiga me notó que yo les di besos a las tías. Él me preguntó si era una costumbre de Argentina. Le respondí con confianza, “¡Sí!”. Tengo muchas ganas de traer el beso argentino a los Estados Unidos. Me parece que soy más cordial cuando doy un beso a alguien en vez de doy la mano. Quiero esparcir el amor.
Yo leí en algunas guías que Buenos Aires parece una mezcla de París, Milán y Barcelona (Abastz, 2008). Y la mezcla de inmigrantes refleja lo mismo, con la evolución de una cultura del beso. ¿Se da un beso, dos besos, o tres? En realidad, ni importa porque la única cosa que es importante saber es que los argentinos son definitivamente mucho más amistosos que los estadounidenses.

Bibliografía

Abastz, Ceclia (marzo de 2008). El beso argentino. La Nación. Accedido el 15 noviembre 2008.

Pues yo soy mexicano, y acá

Pues yo soy mexicano, y acá también la gente de la ciudad es rebesucona jajaja. Pero nel, yo soy de pueblo y no beso ni a mi mamá jajaja. No me gusta saludar de beso porque compromete a saludar casi a medio mundo y no tengo tanto tiempo. Además, me parece mejor abrazar jajaja.

me aprece genial lo que

me aprece genial lo que hablas de nosotros lso argentinos, y la verdad me sorprende lo que decis sobre los besos de amor en ee uu.. no pense nunk q no se dieran besos en publico, me parece algo tan bello compartir eso.
lo que me gustaria saber es de donde nacio el beso argentino, si viene de algun otro pais o si es nuestro tipicamente.
gracias

hay...como siempre los indios

hay...como siempre los indios buscando copiarse las costumbres europeas, pq no copian las cosas mapuches...que son propias de ellos...

No copiamos las costumbres

No copiamos las costumbres europeas, si no que muchos europeos migraron a Argentina, introduciendo sus costumbres. Y vos que sabes si los mapuches, no se dan besos cuando se saludan?

Es verdad en Argentinas nos

Es verdad en Argentinas nos besamos todo el tiempo...cdo llego al laburo, cdo me voy...con mi flia...y claro que los nenes y nenas están acostumbrados a que los besen y a besar...es una linda costumbre....contá mas de tu experiencia en Arg. xfavor....¿fuiste a Sgo. del Estero? soy de ahí...muchos besos ;)

jajajajajajajajajajaja

jajajajajajajajajajaja mapuches?? wichis, tobas, charruas, etc... Pero llegaron los amistosos europeos para terminar con ellos inevitablemente si , tenemos ascendencia de asesinos colonizadores , no es nuestra culpa ... igual que los norteamericanos en fin , Americe en sí misma es una postal de la muerte , la sangre , la codicia , que me diga alguien de America que es autóctono !! mas que los pueblos originarios dale que me quiero reir un rato!! besotess en las mejillasss!!

No pense reirme de repente

No pense reirme de repente conlos articulos jeje, a mi al menos me parece que la diversificacion cultural mas que desunir aca deberia ser para alimentar un poco digamos a la platica en forma caballerosa

Vamos a ver, la diferencia

Vamos a ver, la diferencia curtural abarca mucho. En mi país por ejemplo se acostumbra a colocar el labio en el cachete para saludar. Lo único que como dice el compañero se crea tanto la costumbre que se pierte mucho tiempo teniendo que darle beso a todo el mundo hahaha. Al final se resume a que no hay que besar.

Bueno, a pesar de ser una

Bueno, a pesar de ser una costumbre muy europea, no deja de ser una expresión de cariño muy bonita. Independientemente de que sean hombres o mujeres, estoy segura que el mundo sería un lugar mejor, si nos besaramos más.

No hay que perder las

No hay que perder las costumbres de besar, sea la manera que sea¡¡

Yo soy mexicana pero vivo en

Yo soy mexicana pero vivo en CANADA. Les puedo compartir que acá la gente se saluda con DOS BESOS en la mejilla. Cuando llegué se me hacía muy extraño.
Ahora es lo más normal para mi. Incluso cuando regreso a México de vacaciones me equivoco constantemente y trato de saludar a mis amigas o a mis familiares con dos besos jijiji.

Muy interesante lo que comparten en este blog, gracias por compartir.

DIferentes costumbres, un

DIferentes costumbres, un mismo objetivo

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
15 + 2 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer