Interacciones con el sexo opuesto (y los hombres también)

Ayer, tenía varias interacciones “interesantes” para decir lo menos. Todo empezó cuando llegué a la estación del subte para ir al centro para comprar mis boletos a Ushuaia (en Tierra del Fuego). La estación estaba completamente llena con gente. Parecía que no había pasado un coche del subte en una media hora. También, todos tenían banderas, tamborines y carteles y gritaban en voz alta. Yo pregunté a un hombre que pasaba, y el me dijo que ellos regresaban de un piquete, pero fue muy difícil oírle porque había tanto ruido. Después de esperar por unos minutos, vino el coche del subte, pero no había nadie ya adentro. “Que raro” yo pensé. Entonces, yo subí el coche del subte con toda la gente, pero todos me miraban muy extraño. Cuando cerraron las puertas, un hombre me dijo que esto fue un coche de subte solo para los piqueteros y por lo visto yo era la única persona que no fue a la protesta.

Puesto que yo era el único gringo en un coche de piqueteros, todos me miraban constantemente (es posible que yo tuviera un pedazo de espinaca entre mis dientes, pero no pienso que fue esto). Yo me sentía como un espectáculo, un oso entrenado en un circo. Yo empecé preguntando a varias personas sobre el propósito de su protesta, pero entre el ruido y sus risas (dirigidas a yo), no podía entender casi nada que alguien decía. Entonces, empecé hablando con una mujer a mi lado quien, por fin, yo podía entender. La conversación fue así:

Ella: De donde sos?
Yo: Los Estados Unidos, pero soy un estudiante de intercambio estudiando a la UBA.
Ella: ¡Que interesante! ¿Tenés una novia?
Yo: Uh…no.
Ella: Bueno, vos sos muy lindo.
Yo: Uh…gracias.
Ella: Y ¿Cuántos años tenés?
Yo: 19, ¿y tú? (todavía nunca pienso en usar el “vos” cuando estoy hablando)
Ella: 24
Yo: Interesante…entonces…¿todavía eres estudiante o trabajas?
Ella: Yo trabajo en el centro.
Yo: Ah, ¿qué haces en el centro?
Ella: Yo trabajo en camas.
Yo: (un poco confuso, y no cierto si yo la había oído correctamente) Ohh…¿trabajas en hostelería?
Ella: No…otro tipo de camas.

Después de este comento último, yo no dije nada. Nunca me había solicitado una prostituta y en verdad, yo no sabía como reaccionar. Para romper el silencio incomodo, yo empecé hablado con un hombre a mi otro lado. No recuerdo sobre que hablábamos, pero solo me importaba que no hablara con Ella. Pero después de unos 30 segundos, Ella mi dio un golpecito en el hombro y me pregunto:

Ella: ¿Tenés un celular?
Yo: Um…todavía no he comprado uno, acabo de llegar a Buenos Aires.

Con esta mentira obvia (pienso que había mirado mi celular durante nuestra conversación pasada) ella por fin entendió que yo no estaba interesado. Después de hablar con ella, yo decidí tratar de aprender algo sobre la protesta porque voy a hacer mi proyecto cultural sobre protestas. Desafortunadamente, nadie me daba una respuesta directa y reían a todas mis preguntas (posible a mi acento, pero yo pensaba que yo estaba bastante claro). Además de la solicitación de la prostituta, una mujer de 40 años me preguntó si yo quería casar me con ella y regresar juntos a Los Estados Unidos. Solo respondí que soy demasiado joven para ella. También, dos minas de 10-12 años me pidieron saca una foto conmigo, y, por supuesto, yo respondí que sí. Me gusta que haya tantas mujeres acá que me quieren, es como si yo fuera un famoso. Desafortunadamente, las únicas que me quieren son, demasiado joven, demasiado mayor o prostitutas.

Después de esta locura en el subte compré mi boleto a Ushuaia (yo tenía que exponer mi caso con la “residencia precaria” pero por fin, yo compré mi boleto para el precio argentino. Según mi padre acá “Él que no llora, no mama” y estoy de acuerdo). Yo fui a un cine y miré una película se llama Las Vidas Posibles con 6-7 otros en el programa. Fue interesante y muy linda (tuvo lugar in Patagonia) pero muy ambigua también. Después del cine, yo fui con Sabrina a la misma milonga donde fuimos en el viernes pasado. Al principio, había una clase de Tango y después canciones para bailar. Fue muy divertido, pienso que estoy mejorando. Cuando yo y Sabrina salían, pedimos direcciones de unas chicas que trabajaban a la milonga. Hablamos por un rato y yo salí victorioso con el numero de teléfono de una de las chichas se llama Luciana y lo que es más, ¡no pienso que ella sea prostituta!

Después de mis éxitos a la milonga, yo y Sabrina fuimos a Gibraltar donde reunimos con Victor y Jake. Fue divertido mirando el heroe de Victor jugando billar americano (pool). También a Gibraltar, un hombre gordo y completamente borracho empezó hablando conmigo. La conversación fue demasiado para contar en totalidad pero puedo ilustrar los partes más importantes:
1)El hombre (hablando en “Spanglish” roto) me preguntó si yo quería una cerveza, porque un hombre en un bar sin una cerveza es un “fucking puto”.
2) Otro hombre nos pasó, y el hombre borracho me dijo que el otro hombre “le gusta los hombres” y que el sabía esto “de experiencia”
3) El hombre borracho mi preguntó cuantos años tenía, y cuando yo respondí 19, él dijo. “Bien, 19 años es casi 20. Yo tengo 30 años. Está fucking bien. ¿Quieres una cerveza?”
En este momento, Sabrina, mi héroe para siempre, me tomó por el brazo y me salvó. Ahora yo entiendo como sienten todo el tiempo las chicas acá.

Un día interesante para decir lo menos.

¡Yay Connor! Me encantó

¡Yay Connor! Me encantó tu cuento y también me divertí mucho esta noche. Buena suerte con Luiciana y menos suerte con los hombres. Pero, recordá- tenemos que salvarnos de los borrachos ¿verdad? O también- ¿sabías que tu nombre es un acrónimo para algo?

Despues de pensar por diez

Despues de pensar por diez minutos, tengo que admitir que no tengo ningun idea para cual cosa mi nombre es un acrónimo. Soy un poquito despacio, tienes que ayudarme un poco mas.

No hay duda de que en ese

No hay duda de que en ese subte tuviste una experiencia que muy pocos "nativos" tienen. Nadie se acerca a los "piqueteros", y se los suele mirar de lejos, como algo completamente ajeno a nuestra vida. Y sin embargo, son parte y producto de esta sociedad. Realmente debe de haber sido algo extraño e intenso. Gracias por compartirla.
Borrachos hay en todas partes, pero no hay nada como un amigo quenos salve de ellos!

No sé que es, pero cuando

No sé que es, pero cuando escribí “Connor,” la primera vez en Word, automáticamente lo corrige a “CONNOR.”

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
4 + 11 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer